La nueva película de Bayona actúa de risoterapia en un cine de Vecindario

 

Un-monstruo-viene-a-verme-risoterapia-foto
Fotograma de la película, 2016.

 

¿Quién no ha oído hablar de Un monstruo viene a verme? La adaptación que J.A. Bayona hace de la novela del estadounidense Patrick Ness ya es conocida en todo el país, y se la ha considerado como “el mejor estreno del año” con 3,6 millones de euros recaudados en su primer fin de semana de proyección.

El filme narra la historia de un niño que, con ayuda de una ilusoria criatura, intenta enfrentarse a uno de los momentos más dramático de su vida: la enfermedad terminal que padece su madre. Dicho esto, cabe esperar que la nueva película de Bayona emocioneUn monstruo viene a verme, ¿estrategia, inconsciente, de J.A. Bayona para producir en su público beneficios mentales, físicos o emocionales a través de la risoterapia?. Es posible.

Pero, ¿hasta que punto es capaz una adaptación cinematográfica de conmocionar al espectador?

Estremecerse con una película no es nada novedoso, pasa constantemente en los cines. Sin embargo, empatizar de manera generalizada no suele ser una constante en la vida ordinaria. El 11 de octubre, en Vecindario (Gran Canaria), la sala número 9 del cine Yelmo se contagió de un confuso, pero a la vez expectante, sollozo lleno de simpatía.

Sucedió cuando, en uno de los momentos más álgidos de Un monstruo viene a verme, casi al final, una de las voces de la sala comenzó a escucharse por encima del ensordecedor silencio. Quien se escuchaba era una persona que acababa de emocionarse y no podía contener el llanto; segundos más tarde, la misma persona, comenzó a reír descaradamente. El resto del público estaba atónito por la inoportuna reacción y por el también inadecuado momento. A pesar de esto, y lejos de irritarse con la situación, el resto de los asistentes comenzó a sumarse a esa reacción provocando una especie de risoterapia en cadena entre carcajadas y llantos.

Ya sabíamos, y habíamos leído, tras su lanzamiento en los festivales de Toronto o San Sebastián, que Un monstruo viene a verme era una película “de llorarhttp://goo.gl/fV6CvM. Lo que no conocíamos era el efecto curativo que podía poseer la adaptación de Bayona. La experiencia de liberar tensiones emocionales en una sala de cine de manera conjunta será una anécdota más de la que podrá presumir el barcelonés J.A. Bayona. Sólo los grandes directores de cine son capaces de algo así.

 

Si aún hay alguien que, con estas críticas, no ha visto el filme. Aquí adjunto un vídeo del tráiler de esta exitosa y emocionante película.

Información complementaria:

http://www.diariovasco.com/culturas/cine/201610/10/monstruo-viene-verme-mejor-20161010122452-rc.html

http://www.fotogramas.es/Peliculas/Un-monstruo-viene-a-verme

http://www.elconfidencial.com/cultura/2016-10-07/bayona-un-monstruo-viene-a-verme-estreno-mediaset_1271215/

 

Raquel Santana ArbeloUncategorizedBayona,emoción,llorar,mejor estreno,Patrick Ness,risoterapia,Un monstruo viene a verme,Vecindario,YelmoLa nueva película de Bayona actúa de risoterapia en un cine de Vecindario     ¿Quién no ha oído hablar de Un monstruo viene a verme? La adaptación que J.A. Bayona hace de la novela del estadounidense Patrick Ness ya es conocida en todo el país, y se la ha considerado como...Tu sitio de prácticas web en línea